» » Cómo funcionará el voto asistido en el Plebiscito Constitucional

Cómo funcionará el voto asistido en el Plebiscito Constitucional

 

 

Quienes requieran utilizar la modalidad de voto asistido, lo pueden hacer en compañía de una persona mayor de 18 años de su confianza. Asimismo, durante toda la jornada de votación del domingo 4 de septiembre tendrán acceso preferente. 

Este 4 de septiembre, en el Plebiscito Constitucional el voto es obligatorio y para facilitar el sufragio de quienes lo requieran es que la ley contempla el voto asistido. 

¿En qué consiste el voto asistido? 

El voto asistido permite que cualquier persona con una discapacidad de origen visual, motor o físico, auditivo, psíquico, o intelectual, tenga la posibilidad de ser acompañada y asistida al momento de votar. Asimismo, durante toda la jornada de votación el domingo 4 de septiembre tendrán acceso preferente en cualquier horario. 

Quienes requieran utilizar la modalidad de voto asistido, lo pueden hacer en compañía de una persona mayor de 18 años de su confianza. Para ello, deben informar previamente al presidente de la mesa y debe quedar registrado en el acta. Es importante saber que una persona puede asistir solo a un elector, a menos que haya un parentesco directo. 

En tanto, aquellos que concurran solos y necesiten apoyo al momento de sufragar, pueden ser ayudados por la presidente de la mesa, quien se quedará fuera de la cámara para doblar y cerrar el voto con el sello.  

Discapacidad visual 

Los electores y las electoras con discapacidad visual podrán optar por utilizar una plantilla confeccionada en una mica transparente, que tiene dos ranuras, una para cada opción (apruebo o rechazo). También se dispondrá de plantillas con Sistema Braille. 

Estas plantillas existirán en cada local de votación y podrán ser solicitadas al delegado del local. También pueden optar al voto asistido. 

Movilidad reducida 

En cuanto a las facilidades de acceso para las personas con movilidad reducida, se recomienda que las mesas se instalen en los primeros pisos, para que no sea necesario tener que trasladar a pisos superiores a las personas en situación de discapacidad que concurran a votar. En cada elección, Servel realiza las coordinaciones pertinentes con las fuerzas de orden público y de seguridad, a fin de que estén disponibles para colaborar con quien lo necesite. 

La actual normativa considera que quienes estén en situación de discapacidad pueden tomarse el tiempo necesario para ejercer su derecho a sufragio dentro de la cámara secreta. 

Así, Servel se preocupa de proveer las condiciones para que la personas con alguna discapacidad puedan ejercer su derecho a voto, proporcionando entrenamiento a encargados e información al público, acomodaciones, materiales, asistencia, educando a la ciudadanía y dando las facilidades que hagan falta para que la inclusión se viva plenamente en cada proceso eleccionario o plebiscito.