» » Entrevista Director Eduardo Charme: «La institucionalidad electoral ya existe»

Entrevista Director Eduardo Charme: «La institucionalidad electoral ya existe»

Jefe del Servel afirma que no es partidario de una superintendencia o una contraloría electoral.

Eduardo Charme está entusiasmado con el proyecto de ley que ingresa al Congreso el 15 de abril y que busca – en el marco del fortalecimiento de la democracia- robustecer al organismo que dirige: el Servicio Electoral. Él mismo y su equipo han revisado el proyecto y preparado indicaciones. Dice que debe estar listo en septiembre, para que el servicio esté preparado para las próximas elecciones. Que las reformas se hubieran hecho antes, sin embargo, no hubiera sido garantía de que casos como Penta y SQM no hubieran ocurrido. Dice. “Esta situación que estamos viviendo llega mucho más allá del tema electoral. ¿Si el Servel hubiera sido otro esto no hubiera pasado? Yo creo que hubiera pasado igual”, afirma.

Según Charme, las irregularidades trascienden a la competencia del organismo. “El tema es distinto. Es si está legitimado socialmente el hacer trampa o no. La trampa está validada desde que alguien circula a mayor velocidad por la costanera con su hijo al lado. ¿Dónde están las causas de eso? ¿En lo electoral? No. La ética y la formación valórica tienen una primera instancia que es la familia y el ejemplo de los padres. Si eso está bien trabajado no va a haber Pentas.

Autonomía 

Charme considera que el Servel “requiere darle una vuelta al tema de la autonomía” con miras a sus nuevas atribuciones. “Me preocupa la dimensión de la autonomía, porque tiene implicancias operacionales en el negocio y en la eficacia. No es un tema académico. Si tiene que estar en la Constitución o si hay que modificar la ley orgánica de la Contraloría y del Ministerio del Interior y de Hacienda, da lo mismo, lo que yo quiero es autonomía en gestión presupuestaria. Hoy, la Subsecretaría del Interior es mi vehículo para llegar a la discusión presupuestaria. Raro. Somos un órgano autónomo, pero tenemos que ir al ejecutivo por la plata. Entonces, ¿Dónde está la autonomía?”, plantea.

“Acompañar a los fiscalizados”

Recientemente, el director del Servel realizó un viaje de trabajo a Estonia. Ahí tomó conciencia “de que un organismo electoral moderno tiene un foco principal, que es ponerse al servicio de los ciudadanos, en primer lugar, y de sus fiscalizados, en el sentido de facilitar, ayudar y acompañar a los fiscalizados –  que en este caso van a ser los candidatos y los partidos políticos como receptores de financiamiento – , para facilitar el cumplimiento de la norma. Una sanción debe ser la excepción última”.

Charme defiende el organismo como uno de los últimos que conservan credibilidad en el país. “El recurso más escaso del escenario país actual es la confianza, y el Servel es una excepción”, asegura.

Bajo esa lógica, a la propuesta de algunos parlamentarios que plantean crear una contraloría electoral o una superintendencia, Charme sostiene: “La institucionalidad electoral ya existe en este país. No entiendo ni comparto la idea de que haya que crear algo distinto”.

Respecto del consejo asesor presidencial, evita pronunciarse, pues dice que no es parte de su competencia sino del consejo del Servicio Electoral.

Fuente: El Mercurio