» » Servel y Registro Civil firman protocolo de trabajo conjunto en materia de Registro Electoral

Servel y Registro Civil firman protocolo de trabajo conjunto en materia de Registro Electoral

 

El documento contempla rigurosos procedimientos en la transferencia de la información para la conformación del Registro Electoral, el que es determinante para el establecimiento de los Padrones Electorales y Nóminas de Inhabilitados en los distintos procesos electorales.

En el marco del trabajo de coordinación permanente que desarrollan el Servicio Electoral (Servel) y el Servicio de Registro Civil e Identificación, uno como proveedor de información y el otro en la elaboración del Registro Electoral, este jueves 8 de junio, sus directores, Raúl García Aspillaga y Jorge Álvarez Vásquez, respectivamente, firmaron un Protocolo de Interoperación. En la oportunidad participó, además, el subsecretario de Justicia, Nicolás Mena Letelier, quien destacó la relevancia de este documento que viene a sistematizar aspectos técnicos en la transferencia de datos electorales, desde que en 2012 comenzara a regir la Ley 20.568, que regula la Inscripción Automática y el Voto Voluntario.

“En un esfuerzo por mejorar el flujo de información entre nuestras instituciones, este protocolo viene a normar y establecer criterios comunes en el trabajo que desarrollamos en conjunto”, explicó el director del Servicio Electoral. Asimismo, valoró los positivos avances que se han logrado en la coordinación entre ambos servicios públicos: “Este es un pilar sólido sobre el que podremos proyectar un trabajo futuro más riguroso que entregue garantías a los electores sobre la fiabilidad de los datos y que les permita ejercer su derecho a sufragio normalmente; el cual seguiremos perfeccionando, en el ejercicio de la mejora continua que buscamos como Institución”.

Este convenio nos permite contar con un marco institucional para asegurar de forma colaborativa la confiabilidad de los futuros padrones electorales que son fundamentales para el proceso democrático. Como Ministerio de Justicia y Derechos Humanos hemos avanzando fuertemente en el ordenamiento institucional, y la rigurosidad en la transferencia de información es clave para permitir que todos los ciudadanos puedan participar en las elecciones de forma más justa y transparente”, señaló el Subsecretario de Justicia.

En este sentido, el Director del Registro Civil e Identificación destacó la contribución que su institución ha realizado para mejorar la comunicación con el Servicio Electoral, a partir del proceso de modernización que está llevando a cabo: “Hemos implementando en todo el país el comprobante de cambio de domicilio electrónico, donde la persona firma y la información se remite directamente al Servel. Creemos que así vamos a llegar con información oportuna, veraz y fidedigna para la conformación del Registro Electoral”.

 

Alcances del protocolo 

 

De acuerdo al Artículo 9 de la Ley 18.556, sobre el Sistema de Inscripciones Electorales, el Registro Civil e Identificación es uno de los organismos que provee información relativa a la incorporación, suspensión o eliminación de los ciudadanos habilitados para sufragar.

De este modo, para mantener actualizados los datos electorales, la interacción entre el Servel y el Registro Civil e Identificación se realiza mediante una base de datos que contiene la información necesaria en este proceso y se aloja en los servidores de esta última institución, de manera que el Servel pueda contar con información oportuna y confiable de los electores.

En ese contexto, el Protocolo establece el formato en el cual se traspasa dicha información, la calidad de la misma, los tiempos de envío de los comprobantes y la retroalimentación que ambas instituciones deben tener, entre otras materias.

En lo práctico, se formaliza el modo de operación para la generación y carga de información en un repositorio de datos y los controles del proceso. Entre los aspectos que se norman, está la entrega de los datos sobre la incorporación al Registro Electoral de los chilenos que cumplen 17 años, los extranjeros que residen en Chile y de los compatriotas que viven fuera del país; las defunciones; la eliminación de antecedentes penales; y los domicilios electorales, entre otros.